Saliendo del salón accedemos a una terraza con una mesa de pizarra enorme y dos bancos de iglesia, en ella se pueden sentar hasta 10 personas. Si molestase el sol podemos echar un toldo que cubriraá toda la mesa.

Bajamos unos peldaños y nos encontramos con un jardin pequeño pero variado u fresquito.

A la derecha esta una barbacoa para hacer pescado o carne.